Coaching Perezoso
Anterior
ALEATORIO
¿Coaching y "coaching" con caballos?
Siguiente

¿Qué es el Coaching Humanista, de esencia no directiva?

por Villa Luis el 3 septiembre, 2015
Notas de actualidad

Ayudar a alguien a pensar por sí mismo, a encontrar sus respuestas, a descubrir dentro de sí su potencial, su camino al éxito… sea en los negocios, en las relaciones personales, en el arte, el deporte, el trabajo. JOHN WHITMORE, fundador de Performance Consultants y una de las figuras más influyentes del coaching en el mundo.

El Coaching Humanístico (estilo Europeo) es un proceso de acompañamiento autodirigido por el cliente, que permite a las personas liberar su esencia y potencial, a fin de lograr un mayor crecimiento personal y profesional.1

Es un “proceso”, porque se requiere de tiempo para el autoaprendizaje, espacio en el que las personas pueden desplegar su conocimiento tácito.

La relación profesional entre el coach y el cliente se lleva a cabo en un acuerdo, donde el cliente se plantea metas y objetivos a alcanzar, en un plazo determinado y el coach se compromete a acompañarlo a través de sesiones conversacionales.

Cada proceso está integrado por un número de sesiones que el mismo cliente elige en una duración que va desde 30 hasta 90 minutos aproximadamente. En la sesión el cliente estipula un objetivo a alcanzar en función de las metas iniciales que se propuso. El coach lo acompaña en su proceso de reflexión, descubrimiento y creación de nuevas formas de observar y actuar para superar sus limitantes, resolver sus problemas y lograr sus metas y objetivos.

¿Cuál es el diferencial del Coaching Humanista?

Más que ningún otro estilo, el coach humanista promueve la no directividad, es decir, el coach no sólo no dice al cliente lo que tiene que hacer, sino que además procura no ejercer directividad en la escucha e intervenciones. El coach humanista no aconseja, ni transfiere conocimientos, ni experiencias, de esta forma el cliente logra desarrollar su propio conocimiento tácito.

La no directividad ayuda al cliente a pensar, reflexionar, innovar, diseñar, planear, actuar y desarrollar por sí mismo, logrando así, mayor poder creativo e interdependencia.

EL COACH HUMANISTA NO ACONSEJA, NI TRANSFIERE CONOCIMIENTOS NI EXPERIENCIAS.

El Coaching es un espacio en el que una persona o equipo organizacional pasan de un estado inicial o problema, a una situación deseada, mediante conversaciones generativas para la reflexión, la conciencia, la innovación, la planificación y la acción.

2

El coaching humanista está fundado en la antigua “mayéutica”, práctica socrática que inspiraba a despertar la sabiduría personal a través de la conversación. Toma la esencia no directiva de la filosofía de Carl Rogers, quien defendió la no transferencia de conocimientos en los procesos terapéuticos. El coaching humanista, además de otras influencias, logra su definición con las aportaciones de Timothy Gallwey que ha promovido desde el deporte hasta las organizaciones, la idea de ayudar a las personas a disminuir sus interferencias (juego interior de la mente) para que logren un mejor desempeño.

Un coach que no sepa potenciar la natural capacidad creativa de los seres humanos en el procesamiento de este conocimiento tácito a través de la no-directividad, no estará haciendo coaching. Estará actuando como formador, consultor, mentor o una mezcla de todo ello. LEONARDO RAVIER Autor del libro: “Arte y ciencia del coaching” y principal promotor del coaching No Directivo en Iberoamérica

El coach humanista es un experto en escuchar y observar fielmente, no interpreta, ni propone; cuestiona y es un espejo que permite al cliente verse, escucharse y descubrirse.

El coaching humanista es creativo y potenciador por esencia.

¿Qué te ha parecido?
Excelente
64%
Muy bueno
30%
Bueno
4%
Regular
0%
Malo
2%
Muy malo
0%
Villa Luis
MÉXICO//Luis Villa tiene estudios de Licenciatura en Pedagogía por el Centro de Estudios Universitarios de Monterrey y Máster en Inteligencia Emocional en la Universidad La Rioja España. Diplomado en Higiene Mental, Logoterapia y Análisis Existencial en la Universidad Iberoamericana. Cuenta además con diversos cursos, talleres y seminarios en Psicoterapia. Actualmente cursa el Postgrado en Educación Emocional en la Universidad de Barcelona. Acreditado como PCC (Professional Certified Coach) ante la International Coach Federation, con la mentoria de Airam Sánchez Santos, PCC, ICF y Damián Goldvarg, MCC, ICF. Después de su formación base como Coach perfeccionó competencias claves con Damián Goldvarg y se especializó en coaching de vida y coaching emocional con Patricia Hashuel PCC, ICF en el ICC Instituto de Capacitación del Coach. Acreditó un Máster en coaching en Teampower México con la mentoria de Eliane Fierro, PCC, ICF y de Elena Espinal, MCC, ICF. Está certificado en coaching no directivo, con Leonardo Ravier pionero en el mundo del enfoque Europeo-Humanista. Luis Villa es director de CREO Coaching, escuela formadora de Coaches Humanistas con presencia en diez ciudades de México. Es Mentor Coach para la acreditación ante la ICF. Colabora además como Coach formador en SA Coaching y Grow Incubadora de Mentes Creativas. Cuenta además con más de 20 años de experiencia profesional en puestos gerenciales y directivos en empresas nacionales y transnacionales y una amplia trayectoria como en procesos de coaching uno a uno, grupos y equipos.
8 Comentario
Deja tu comentario
  • 6 septiembre, 2015 at 18:03

    Me parece correcto todo lo dicho en este escrito, solo que en la práctica, la dificultad se encuentra en el cliente ya que este, y la mayoría de las personas; tienden a esperar recibir alguna transferencia del coach; la formación histórica de los latinos así está conformada, esto hace de coaching humanista un reto que debemos lograr sin tropiezo alguno. El reto que enfrentamos, es solo el lograr romper la dependencia y codependencia que nuestras familias han inculcado a través de nuestra historia. Invito a todos los Coaches que intentemos liberar y romper esas cadenas que no permiten ser uno mismo; invito también, a crear nuevas generaciones de personas que logren ser auténticas y libres de pensamiento y no codependientes histórico sin sentido alguno. Vamos por un mundo mejor!!

    • 2 octubre, 2015 at 07:04

      Hola Juan! En efecto hay en el cliente una expectativa de encontrar retroalimentación o cualquier tipo de transferencia por parte del coach. Esta expectativa, como bien dices, deriva de la forma tradicional de nuestra educación. También es cierto, que hoy se promueve al “coaching” como remedio para casi todos los males. Hay tantas definiciones de coaching como coaches hay en el mundo. Nuestro enfoque humanista, tiene énfasis en la esencia no directiva y esto significa que procuramos no hacer transferencias de experiencias, juicios o conocimientos a nuestros clientes, por el contrario buscamos que sea el cliente quien haga uso de sus propios conocimientos y recursos. Gracias por escribir

  • Dra. Roxana Arlett Serrano Nácar
    17 septiembre, 2015 at 06:34

    Me parece excelente los fundamentos y la argumentación de lo que está detras del Coaching Humanista, ya que a través de una excelente escucha , como lo comentas, el cliente logra” escucharse a sí mismo” a traves del espejeo , logrando una reflexión y un autodescubrimiento y creando una potencial fuente de recursos y acciones , hechas por el mismo cliente, llegando a despertar su consciencia, y finalmente de consevir sus propias herrramientas para lograr su objetivo.

    • 2 octubre, 2015 at 07:13

      Ha sido para mi Dra Roxana un gran desafío aprender a escuchar de forma “literal”. En el coaching estaba acostumbrado a escuchar como lo hacía en mi diario vivir, es decir al mismo tiempo que escuchaba a la otra persona estaba en un proceso de razonamiento, tratando de “entender”, interpretando y buscando el momento de intervenir para entregar “mi sabiduría” o mis “distinciones”. Hoy estoy consciente de la gran importancia de ser un escucha fiel para el cliente. Una escucha neutra, obvia y objetiva que le ayude al cliente a escucharse así mismo. Te invito a poner en practica (en el coaching) la escucha literal, fiel o fenomenológica en lugar de la escucha “activa” o “interpretativa”. Gracias por escribir

  • Filemon Garcia Alvarez
    22 enero, 2016 at 14:37

    Es esencial difundir estas y otras técnicas de acompañamiento para promover el cambio de paradigmas educativos que no se centran en la persona y su desarrollo integral y sustentable. Una pedagogía del cuidado nos hace romper paradigmas centrados en la enseñanza.

    • 2 abril, 2016 at 19:37

      Gracias Filemon por tus observaciones. Un aprendizaje centrado en la persona en una cultura de creatividad, responsabilidad y respeto podrían darnos evolución como sociedad. Salir de la cultura de mando – obediencia y entrar a una de creatividad y responsabilidad.

  • 29 marzo, 2016 at 21:29

    Excelentemente explicado el Coaching Humanista, sin embargo, generalmente en nuestro continente americano y sobre todo el latino espera que el coach le guie, pero bajo una guía que le indica que hacer y no busca despertar en su propio ser esas cualidades que le ayudaran a seguir hacia adelante para conseguir sus objetivos.

  • José Antonio Olivares Hernández
    31 marzo, 2017 at 15:28

    Luis, excelente artículo! Revela la esencia del coaching humanista y el logro de aplicarlo diariamente tal como es, implica una gran labor de preparación de cada Coach para, a través de la escucha activa encontrar y potenciar el ser de cada persona.

    Felicidades, con tu permiso, lo compartiré porque es necesario que quienes nos dedicamos profesionalmente al Coaching, sepamos cual es el plus en nuestra práctica.

Escribe tu comentario

Fuentes por Google Fonts. Íconos por Fontello. Créditos Aquí